Reduce la celulitis con tecnología de última generación: T-Shape

La celulitis es un problema común que afecta a muchas personas, incluso a aquellas que llevan un estilo de vida activo y saludable. A menudo se piensa que esta condición es el resultado de la falta de actividad física o de una dieta inadecuada, pero en realidad, la celulitis es causada por una combinación de factores

Además de la genética, el envejecimiento y las hormonas también pueden contribuir a su aparición. Con el paso del tiempo, la piel pierde elasticidad, lo que aumenta la probabilidad de sufrir celulitis.

Afortunadamente, existen tratamientos disponibles para reducir la apariencia de la celulitis y tonificar el cuerpo. Uno de ellos es T-Shape, una técnica no invasiva que utiliza tecnología de vanguardia para estimular la producción de colágeno y reducir la grasa en áreas problemáticas. 

T-Shape puede ser una solución efectiva para aquellos que buscan un impulso adicional para lograr una piel más suave y un cuerpo más tonificado.

¿Qué es T-Shape?

T-Shape es la última generación de tratamientos no invasivos para la celulitis que actúa en las capas más profundas de la piel sin causar dolor. Gracias a la avanzada tecnología de radiofrecuencia, este tratamiento estimula la producción de colágeno para tensar y reafirmar la piel, mejorando así su textura. 

Además, al ser un tratamiento no invasivo, los pacientes pueden retomar sus actividades cotidianas inmediatamente después de la sesión, lo que lo convierte en una opción ideal para quienes tienen una agenda muy ocupada.

Cada tratamiento se adapta a las necesidades individuales del paciente, y los efectos se pueden observar desde la primera sesión. No obstante, para obtener los mejores resultados, se recomienda un ciclo de 8 a 10 sesiones de tratamiento.

Y a diferencia de otros tratamientos, con T-Shape no es necesario esperar varias semanas entre sesiones. Se recomienda realizar una o dos sesiones por semana para lograr resultados óptimos.

¿Cómo funciona T-Shape?

Este innovador tratamiento utiliza una combinación de tres tecnologías avanzadas que trabajan de manera conjunta para lograr resultados óptimos de manera rápida y efectiva:

  • La radiofrecuencia multipolar, para calentar la dermis a un nivel preciso y desencadenar la producción de nuevo colágeno para ayudar a tensar y reafirmar la piel.
  • La succión por vacío, similar a un masaje mecánico, para mejorar la circulación sanguínea, estimular el drenaje linfático para eliminar toxinas y reducir la apariencia de la celulitis. 
  • La terapia láser de baja intensidad se dirige profundamente al tejido graso para formar microporos en las células adiposas. Esto hace que los ácidos grasos se liberen y se eliminen del cuerpo a través del proceso metabólico natural del organismo. 

En Dermika, siempre aconsejamos a todos nuestros pacientes complementar los procedimientos de remodelación corporal con un estilo de vida saludable para potenciar al máximo los resultados obtenidos. Si se sigue una dieta equilibrada, los efectos del tratamiento con T-Shape mejorarán significativamente.

¿Cómo es el procedimiento con la tecnología T-Shape?

T-Shape es un tratamiento no invasivo y prácticamente indoloro que se utiliza para reducir la celulitis, la grasa y tonificar el cuerpo. En este procedimiento se utiliza un dispositivo portátil que combina tres técnicas diferentes, incluyendo la radiofrecuencia, terapia láser de baja intensidad y succión por vacío para lograr resultados óptimos. 

Cada técnica proporciona una sensación diferente, pero en general, la mayoría de los pacientes describen la sensación como un “masaje con piedras calientes”. El tratamiento dura de 30 a 60 minutos, dependiendo de las zonas a tratar.

Una vez finalizado el procedimiento, se recomienda beber mucha agua para ayudar a eliminar las toxinas y la grasa. Además, es importante seguir una dieta saludable y evitar la exposición al sol en las zonas tratadas durante dos semanas para evitar posibles complicaciones.

Afortunadamente, el tratamiento con T-Shape no requiere tiempo de inactividad, por lo que podrás reanudar tus actividades normales inmediatamente después de la sesión.

¿Qué áreas del cuerpo se pueden tratar con T-Shape?

El tratamiento con T-Shape es una excelente opción para reducir la celulitis y eliminar la grasa localizada en las zonas más problemáticas del cuerpo, tales como:

  • El abdomen.
  • Los flancos.
  • Los brazos.
  • Las piernas.
  • Los glúteos y muslos.

En Dermika – Medicina estètica i làser, nuestros médicos altamente experimentados se encargarán de diseñar un plan de tratamiento personalizado para tratar la celulitis, teniendo en cuenta tu caso individual, objetivos estéticos y estilo de vida para asegurarnos de que logres los mejores resultados posibles.

¿Cuáles son los beneficios de T-Shape?

T-Shape es un tratamiento altamente eficaz que ofrece una amplia variedad de beneficios para el cuerpo. Entre sus beneficios incluyen:

  • Reduce la celulitis.
  • Combate el exceso de grasa.
  • Mejora la elasticidad de los tejidos.
  • Remodela los contornos corporales.
  • Tensa los tejidos dérmicos.
  • Tonifica y masajea los músculos.

T-Shape es una excelente opción de tratamiento para quienes desean esculpir su cuerpo y mejorar su aspecto físico sin tener que pasar por un procedimiento quirúrgico invasivo.

¿Qué resultados esperar del tratamiento con T-Shape?

Después del primer tratamiento con T-Shape, podrás observar una reducción significativa en la apariencia de la celulitis en las zonas tratadas, así como una mejora en la textura y firmeza de la piel. Además, experimentarás una reducción en la circunferencia corporal de las áreas tratadas.

Es importante tener en cuenta que los resultados finales del tratamiento irán mejorando con el tiempo, a medida que el nuevo colágeno se produzca, por lo que es fundamental tener paciencia.

¿Existen posibles efectos secundarios o complicaciones con T-Shape?

El tratamiento con T-Shape es una opción no invasiva y segura para mejorar la apariencia de la piel. Aunque es poco común, es posible experimentar algunos efectos secundarios mínimos. 

Después de un tratamiento con T-Shape, es normal notar un ligero enrojecimiento e hinchazón en la zona tratada. No obstante, estos efectos son temporales y suelen desaparecer en un par de horas.

¿Quiénes son los candidatos ideales para el tratamiento con T-Shape?

T-Shape es un tratamiento diseñado para tratar la grasa rebelde localizada en áreas específicas del cuerpo. Sin embargo, es importante tener en cuenta que no es una solución para personas con sobrepeso u obesidad

Los pacientes ideales para este tratamiento son aquellos que presentan acumulación de grasa persistente en ciertas áreas, que resiste a la dieta y al ejercicio, y desean deshacerse de ella de manera efectiva.

La mejor manera para determinar tu idoneidad para este tratamiento, es agendar una consulta con uno de nuestros médicos en Dermika. Durante la consulta, se evaluará tu caso y se creará un plan de tratamiento personalizado que se adapte a tus necesidades y objetivos específicos.

¡No pierdas más tiempo y contáctanos hoy mismo para reservar tu consulta en nuestra clínica en Girona! Nuestro equipo de expertos estará encantado de ayudarte a lograr los mejores resultados posibles con T-Shape.

Otros artículos del blog que podrían interesarte

¡No lo dudes más!

Pide tu cita y nos pondremos en contacto contigo para evualar las mejores que podemos ofrecerte.

ca